Publicado: 9 de Junio de 2018

Las empresas de transporte intentan buscar buenos profesionales en un marco de escasez y costes ajustados. 

Algunos accidentes relacionados con camiones que se han producido en las últimas semanas en extrañas circunstancias ponen sobre el tapete la falta de profesionales formados existente tanto en España como en otros países europeos.

Desde hace décadas, el transporte por carretera ha dejado de ser un sector atractivo para los trabajadores, una situación que se ha visto agravada cuando, como reconocen algunos empresarios europeos, el servicio militar, período durante el que muchos conductores obtenían su permiso de conducir, dejó de ser obligatorio y se cerró una de las principales canteras de conductores profesionales que había para las empresas de transporte tanto de viajeros como de mercancías.

Esta situación es especialmente grave en provincias como Zaragoza, Guadalajara, Barcelona, Valencia, Castellón, Álava y La Rioja, entre otras, en las que se han producido grandes incrementos porcentuales en el número de contratos para conductores de camión junto con importantes reducciones del paro en este colectivo profesional, por encima del 10% en ambas magnitudes.

En esta tesitura, el transporte se encuentra ante la necesidad de buscar personal en un marco de escasez y mala imagen sectorial, así como con la necesidad de contratar conductores profesionales bien formados y sin que los costes se desboquen: la cuadratura del círculo.


FUENTE: CADENADESUMINISTRO.ES